NUEVAS AYUDAS PARA AUTONOMOS Y REQUISITOS PARA SOLICITARLAS (I)

Publicado en el BOE de 27 de enero de 2021 el RDL 2/2021 de refuerzo y consolidación de medidas sociales en defensa de empleo.

Prestación extraordinaria de cese de actividad para los trabajadores autónomos afectados por una suspensión temporal de toda la actividad.

Pueden acceder a esta ayuda aquellos que hayan tenido que cerrar sus negocios por las medidas decretadas, siempre que se reúnan los siguientes requisitos:

  • Estar de alta en el Régimen especial de la Seguridad Social de trabajadores por cuenta propia antes del 1 de enero de 2021.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

La cuantía de la prestación será del 50% de la base mínima de cotización que corresponda, siendo su duración máxima de cuatro meses finalizando el último día del mes en que se acuerde el levantamiento de las medidas o como máximo el 31 de mayo.

El derecho a la prestación nacerá desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre de actividad adoptada por la autoridad competente, y las prestaciones serán gestionadas por las mutuas colaboradoras debiendo solicitarse dentro de los 21 días siguientes a la entrada en vigor de la resolución de cierre.

Durante el tiempo que permanezca la actividad suspendida se mantendrá el alta en el régimen correspondiente quedando el autónomo exonerado del ingreso de las cuotas.

Prestación ordinaria compatible con el trabajo por cuenta propia

Esta ayuda va dirigida a todos aquellos autónomos que no hayan podido recuperar sus ingresos, modificándose los requisitos para acceder a ella. A partir del 1 de febrero se podrá solicitar esta prestación prevista en el artículo 327 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Estar en situación de alta en el Régimen especial de la Seguridad Social de trabajadores por cuenta propia.
  • Tener cubierto el período mínimo de cotización por cese de actividad. (al menos 12 meses continuados en inmediatos a la prestación de cese).
  • No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión de jubilación.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social

El acceso a la prestación exigirá acreditar en el primer semestre de 2021 una reducción de los ingresos computables de la actividad de más del 50% de los habidos en el segundo semestre de 2019, así como no haber obtenido durante el indicado semestre del 2021 unos rendimientos netos superiores a 7.980€.

La prestación podrá percibirse como máximo hasta el 31 de mayo de 2021, llevándose a cabo su gestión por las mutuas colaboradoras y revisables a partir del 1 de septiembre de 2021.

El trabajador autónomo deberá ingresar la totalidad de las cotizaciones y será la mutua colaboradora la que abonará al trabajador el importe de las cotizaciones por contingencias comunes que hubieran correspondido.